GCBA

Imprimir
PDF

Santilli visitó a Bomberos

Santilli visitó a Bomberos

El vicejefe de Gobierno porteño a cargo del ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Diego Santilli, visitó la sede de la Oficina de Investigación de Incendio y Explosiones de los Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires.

Santilli destacó la importancia de seguir las normas para evitar las intoxicaciones por monóxido de carbono, sobre todo durante el período de aislamiento por el COVID 19.

“La detección temprana del monóxido de carbono es muy importante y en estas épocas de bajas temperaturas hay que prestar especial atención a las conexiones de los artefactos a gas”, sostuvo Santilli.

La Oficina se encuentra dentro del predio donde funciona la Compañía Técnico Pericial de Bomberos de la Ciudad, en el barrio porteño de Parque Avellaneda, y posee una Sala de Experimentación en la que se muestran las falencias en instalaciones, artefactos a gas y salidas de aire que pueden ocasionar intoxicaciones con monóxido de carbono.

En la Sala de Experimentación hay aparatos que pueden simular, electrónicamente y mediante material químico, las posibles concentraciones de monóxido de carbono, al ponerle sonido, olor y visibilidad a un gas inodoro, incoloro y silencioso.

A través de estos sistemas, se puede observar el recorrido que hace el monóxido de carbono dentro de un ambiente, si es que carece de salida reglamentaria o el conducto está obstruido.

La Oficina de Investigación de Incendio y Explosiones es encomendada por la Justicia para las pericias ante intoxicaciones por monóxido de carbono.

Ante la llegada del invierno y la extensión de la cuarentena, los Bomberos de la Ciudad advirtieron sobre el riesgo del monóxido de carbono para la salud y la importancia de controlar esos artefactos y ventilar los ambientes.

“Tenemos que evitar que el monóxido de carbono se quede en casa”, destacó el subcomandante Martín López Calvo, jefe de la Oficina de Investigación de Incendio y Explosión, que depende de la Compañía Técnico Pericial de Bomberos de la Ciudad.

Para evitar una intoxicación con monóxido de carbono, López Calvo aconsejó que un gasista matriculado “revise todos los artefactos a gas que haya en casa: desde los calefones y termotanques, la cocina y las estufas” y que la instalación “esté correctamente con las rejillas de renovación de aire”.

“El monóxido de carbono es acumulativo y por más que uno salga al exterior y respire aire fresco, al volver a un ambiente viciado nos seguimos intoxicando, con riesgos hasta de perder la vida”, amplió el capitán Eduardo Jamur, jefe de Servicio de esa oficina técnica.

“El monóxido de carbono es insípido, inodoro e incoloro, no es percibido por nuestros sentidos, por eso lo llamamos el ‘asesino silencioso’”, agregó Jamur.

Al referirse a la cuarentena, los oficiales destacaron que “si hay un escape o mala ventilación al estar más tiempo en ese ambiente, como nos obliga esta pandemia, más se contamina la persona. Además suele estar toda la familia en casa, con lo cual los riesgos son mayores”.

Los síntomas a tener en cuenta son dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, parálisis de miembros superiores o inferiores.

“Hay veces que uno siente malestar estomacal y lo asocia a una ingesta de comida, o a tener un ataque de hígado y en realidad lo que ocurre es que está intoxicado con monóxido de carbono, al que la hemoglobina lo asimila rápidamente”, explicó el subcomandante López Calvo.

Consejos y advertencias

  • Convocar a gasista matriculado, especialmente ante la llegada del invierno para revisar los artefactos de gas: calefones, termotanques, cocinas y estufas, sea de tiro balanceado o tiro natural, y también verificar el estado de la instalación.
  • No tapar las rejillas de renovación de aire.
  • Verificar que todas las salidas de aire de los artefactos no estén obstruidos ya que a veces cae mampostería o bien pájaros arman nidos.
  • Utilizar la cocina, sea a través hornallas y horno, para cocinar y no para calefaccionar. Para eso están las estufas.
  • No usar braseros. Están prohibidos. Porque se usa carbón o leña y producen combustión.
  • No utilizar caños corrugados para salida, ya que no están aprobados y son peligrosos porque no tiene cierre hermético.
  • Atención con los cerramientos de balcones ya que puede quedarse sin salida de gases los artefactos, con lo cual el monóxido de carbono queda en el ambiente.
  • Ante dudas o emergencias llamar al teléfono 911.

Síntomas de intoxicación con monóxido de carbono:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Paresia de miembros superiores o inferiores
  • Puede confundir a la persona con un malestar estomacal producto de una ingesta de comida.