GCBA

Imprimir
PDF

Siniestros viales

Siniestros viales

En 2019 bajaron un 30% las víctimas fatales en siniestros viales. Se trata de una cifra histórica, la más baja de los últimos 10 años y se cumplió uno de los compromisos asumidos por el gobierno al inicio de la gestión. Los motociclistas son las principales víctimas, seguidos por los peatones.

Con el primer Plan de Seguridad Vial de la Ciudad, que guió las políticas de movilidad segura en Buenos Aires durante el período 2016-2019, desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, nos propusimos disminuir 30% las víctimas fatales causadas por incidentes viales para el año 2019. Durante el año pasado se registró la cifra más baja de los últimos 10 años, que representa un descenso del 30% respecto al año 2018, del 29,5% respecto al promedio 2015-2018, y del 33% respecto al año 2015 que fue tomado como línea de base. Para eso se trabajó sobre cuatro ejes fundamentales: infraestructura, control y legislación, educación vial y concientización, y compromiso ciudadano.

“Hoy podemos ver el resultado de años de trabajo a través de una política integral: cumplimos nuestro compromiso y bajamos el 30% de las muertes en siniestros viales, lo que representa la cifra más baja en los últimos diez años. La seguridad vial va a seguir siendo nuestra prioridad y vamos a continuar trabajando junto a las ONG´s de familiares de víctimas y los vecinos y vecinas de la Ciudad para que nadie más tenga que atravesar una pérdida que puede evitarse”, dijo Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Durante el año 2019 se registraron 103 víctimas fatales en un lapso de 7 días a partir del siniestro vial. La tasa de mortalidad de la Ciudad es de 3,6 fallecidos cada 100.000 habitantes y se encuentra por debajo de las observadas a nivel nacional. Mientras que si observamos las principales ciudades latinoamericanas es la tasa de mortalidad más baja.

En relación al tipo de usuario fallecido, casi la mitad fueron motociclistas (47%) seguidos por los peatones (33%), ocupantes de automóvil (12%), ciclistas (7%) y ocupantes de transporte de pasajeros (1%). En suma, casi nueve de cada 10 fallecidos en siniestros viales eran usuarios vulnerables de la vía (motociclistas, peatones y ciclistas).

Los siniestros de tránsito siguen siendo la causa principal de muerte en jóvenes. El 60% de las víctimas fatales tenían entre 15 y 44 años de edad; y la edad promedio de los fallecidos es de 37 años.

En cuanto al género; cerca de ocho cada diez víctimas fatales fueron de sexo masculino y, entre ellos, seis de cada diez eran motociclistas. Entre las mujeres fallecidas, cerca de siete de cada diez eran peatonas.

Siniestros viales. Gráfico

FACTORES ASOCIADOS A LA DISMINUCIÓN DE VÍCTIMAS FATALES POR TIPO DE USUARIO

PEATONES

  • Se colocó infraestructura en puntos clave para que colectivos conduzcan a velocidades seguras (colocación de reductores de velocidad, disminución de velocidad a 30 km/h y modificación de la señalización horizontal); el tipo de siniestro más prevalente era transporte público-peatón.
  • Se reforzó el control de cruces en rojo, y se implementaron controles móviles de velocidades máximas y retención de licencias.
  • Se realizaron reuniones con empresas de colectivos y concientización a conductores y peatones.
  • Se capacitó a 1020 choferes de colectivos (20 empresas que agrupan 50 líneas de colectivos)

Las víctimas fatales en los corredores intervenidos bajaron a cero; y luego de las intervenciones los excesos de velocidad bajaron al 7% y la proporción de colectivos cruzando en rojo bajaron al 19%.

MOTOCICLISTAS

  • La baja en el número de motociclistas fallecidos se asocia con un incremento de los controles a motociclistas del 1551% respecto a 2016.
  • Esto se traduce en el 73% del parque motovehicular controlado, es decir 473 motos por día.
  • El uso del casco es superior al 80% y se sostiene en el tiempo desde 2016.
  • Se sumaron controles de alcoholemia a los puestos exclusivos de motos.

OCUPANTES DE VEHÍCULO

  • La baja en este grupo se asocia con un incremento en la presencia de Agentes de Tránsito y de los controles de alcoholemia.
    - Aumentamos más del 150% los controles de alcoholemia.
    - Gracias a la renovación y mayor exigencia en el examen de otorgamiento de licencias son 8,9% conductores más los que no obtienen su registro de conducir por no aprobar la prueba.
  • También se observa un incremento del 4% en el uso del cinturón.

PRINCIPALES EJES DE TRABAJO 2020-2023

Se continuará trabajando sobre cuatro ejes fundamentales: infraestructura, control y legislación, educación vial y concientización, y compromiso ciudadano a través del despliegue de distintas acciones:

  • Educación vial a los actores del tránsito.
  • Programa de Gestión de la velocidad.
  • Foco en la siniestralidad de motociclistas.
  • Modernización del Sistema de Fiscalización Electrónica
  • Continuación de la estrategia de alcohol y conducción.
  • Promoción de movilidad sustentable: en bicicleta y a pie.

Binance