Imprimir
PDF

Se viene el yuan digital

Se viene el yuan digital

El yuan digital comienza a buscar nuevos horizontes fuera de China, y Corea del Sur parece querer recibirlo con los brazos abiertos. La nueva moneda digital china podría ser una herramienta más que eficiente para recuperar los ingresos del turismo en Corea, un sector fuertemente golpeado tras la pandemia de COVID-19.

Según informó la agencia de noticias Yonhap, de Corea del Sur, los comerciantes locales que tienen sus comercios basados principalmente en el turismo, están acostumbrados a aceptar pagos con Alipay, y probablemente acepten la flamante moneda digital china.

Corea siempre fue un importante polo turístico para millones de chinos, aunque ha visto caer sus estadísticas en los últimos años. Las tensiones políticas en 2017 derrumbaron la cifra de 8 millones de turistas del año anterior, aunque se recuperó en 6 millones para 2019. Sin embargo, el brote de coronavirus a nivel mundial llevó a Corea a una caída de dos mil millones de dólares en ingresos por turismo en lo que va del 2020.

Sin duda la fuerte crisis y el escenario altamente competitivo, son factores considerables a la hora de acelerar la adopción por el yuan digital por parte del sector dedicado al turismo.

El RMB digital, como ha sido denominado, se utilizará principalmente para pequeños pagos en China, aunque rápidamente planea ampliar su mercado a nivel mundial. Según los especialistas locales, los primeros países en aceptar el nuevo medio de pago serían aquellos donde el intercambio comercial con China es activo, como Asia y África.

A principios de mes, el Financial Times, de Inglaterra, publicó un informe donde sugiere la iniciativa de China de intentar vincular su emisión de yuanes digitales con su programa Belt and Road. En un intento de crear una alternativa de comercio atractiva para países y empresas, el gigante asiático busca socavar la hegemonía del dólar.

Por último, la publicación de Yonhap agrega que las autoridades chinas pueden iniciar procedimientos penales y acceder al historial de transacciones de los propios usuarios para llevar un riguroso control de la comisión de delitos. Además, el medio cita a un importante funcionario del Banco Popular China, que asegura que el yuan digital “alcanzará un equilibrio entre la privacidad personal y la prevención del delito”.